2020

El Yoga puede ser una gran herramienta para ayudar a los niños en su formación académica y en su progreso hacía la madurez en todos los aspectos de la vida. El trabajo con las emociones y los sentimientos les ayudará a mejorar las relaciones con los demás.

Este Yoga orientado a los niños pretende enseñar a través del positivismo, resaltando siempre las virtudes de cada alumno, ya que cada niño es único y especial, y su educación ha de ser personalizada en la medida de lo posible. El niño ha de sentirse escuchado y comprendido para poder desarrollar su potencial.

Objetivos

Apoyar el desarrollo de nuestros hijos fomentando la confianza, la atención, la consciencia, la armonía y el equilibrio, así como una serie de valores universales que actualmente se están olvidando dentro de nuestra sociedad.

Beneficios

Enseñar a los niños a respirar correctamente sirve para conocer su estado interno y para calmar su sistema nervioso. La relajación, la concentración y la meditación nos abrirán las puertas de un espacio interior más profundo y nos dará el tiempo necesario para asimilar todos los aprendizajes. La práctica de asanas (posturas) fortalecerá y flexibilizará el cuerpo del niño, para que pueda albergar una mente sana y equilibrada.

 

Beneficios en el aspecto físico

• Mejora los hábitos posturales
• Mejora la respiración y su correcto aprendizaje
• Mejora el equilibrio y la coordinación
• Favorece la coordinación de los hemisferios cerebrales
• Fortalece la columna vertebral
• Favorece la relajación y el descanso
• Afina los sentidos

Beneficios en el aspecto psíquico-mental

• Calma y relaja la mente
• Desarrolla la atención y la memoria 
• En muchos casos, mejora el rendimiento escolar
• Incrementa la imaginación y la creatividad
• Mejora la capacidad de razonamiento
• Mejora la comunicación con los demás
• Proporciona valor y seguridad
• Favorece la cohesión de grupo y la socialización
• Reduce los niveles de ansiedad, nerviosismo y miedo
• Aumenta la confianza en sí mismo
• Favorece la aceptación hacia los demás
• Canaliza la energía para dar una mejor respuesta a las emociones
• Trabaja e integra los valores humanos

Las sesiones son de 60 minutos aproximadamente, y los alumnos deben llevar ropa cómoda. En las clases se integran cuentos, canciones, juegos, posturas de Yoga, ejercicios de respiración, relajación, visualizaciones y pequeñas meditaciones. El Yoga puede ser la ocasión perfecta para favorecer los vínculos entre padres e hijos. Por eso, se organizarán a menudo propuestas para mamás, papás, familia y niños, Yoga en Familia.

Cerrar menú