2020

​En toda clase de Hatha Yoga existe una fase más dinámica, el momento del Vinyasa, muy a menudo el más conocido Saludo al Sol (Surya Namskar). Aunque actualmente cuando hablamos de Vyniasa Yoga hablamos propiamente de un estilo.

Los Vinyasa son ejercitaciones aeróbicas, cuyos beneficios son muy extensos, aunque pueden presentar algunas contraindicaciones para algunas personas. Se trata de movimientos muy fluidos que se acompañan con la respiración, conectando la coordinación de los movimientos del cuerpo, la focalización sensible y consciente de la mente, la movilización energética y la sensación de conexión interior.

Vinyasa alude al movimiento sincronizado con la respiración, no solo al evidente y exteriorizado del cuerpo, sino a la parte dinámica que vive dentro del gesto estático. El Vinyasa descarta la rigidez de la inmovilidad obtenida solo con la fuerza muscular o la acción mecánica.

Crear conciencia sobre la fluidez y la armonía para aumentar nuestra capacidad de canalizar y redistribuir la energía es un resultado que la persona va obteniendo con la práctica.

El Vinyasa Yoga está entre los estilos más modernos que han derivado de la práctica del Yoga en su modalidad dinámica y puede llegar a ser todo un arte componer y diseñar un Vinyasa o una sesión completa donde cuerpo y conciencia coincidan de forma respetuosa.

En Yoga Candor trabajamos el Vinyasa, la secuenciación y sus premisas, diseñando sesiones para todo tipo de alumnos y diferentes niveles de práctica, teniendo en cuenta la anatomía, la biomecánica y el alineamiento para entender la posición de cada parte del cuerpo en el movimiento y profundizar en la conciencia integral de la práctica

Cerrar menú